Hablemos de la Diosa: La Luna (I)

Hablemos de la Diosa: La Luna (I)

La Diosa Luna La Luna es algo más que un simple satélite natural cubierto de cráteres que gira entorno a la Tierra y que ilumina las noches. La Luna es indispensable porque ella tiene una conexión mística con la magia. La luna recibe la luz de su consorte el Sol y la transmuta y la hace suya para iluminar nuestros corazones, emociones y vidas internas… de ahí surge y rige los periodos femeninos de todos los seres, sobre todo de la mujer, así como nuestros estados de ánimo, nuestros momentos energéticos e infinitas influencias sobre la madre Tierra y sobre todos los seres que la habitan. Se la representa por las tres edades de la Diosa-Mujer: La joven (luna creciente) La madre (luna llena) La abuela (luna menguante) Y así ciclo tras ciclo, pasando por las fases de vida y por la dualidad de la vida-muerte. )O( Aspectos fundamentales para la magia lunar La Wicca, la magia Celta, la magia Chamánica y muchas otras doctrinas basada en la magia natural, en la dualidad de este mundo (Diosa-Dios) y en la fuerza e interacción de los Cuatro Elementos, tienen a la Luna como una de las energías, por nombrarlo así desde la neutralidad del concepto, más poderosas a tener en cuenta para cualquier aspecto de magia dentro de los diferentes planos en que interaccionamos: material, etérico, emocional, espiritual, etc… Por ello vamos a dedicar, en capítulos para evitar sobresaturación informativa, varios artículos en este blog para sobre la Luna, que de forma sencilla y práctica podamos entender y utilizar, con permiso y respeto, y siempre para todo bien, sus cualidades...
La Luna y sus Fases

La Luna y sus Fases

La Luna es algo más que un simple satélite natural cubierto de cráteres que gira entorno a la Tierra y que ilumina las noches. La Luna es indispensable porque ella tiene una conexión mística con la magia. Aquí están sus fases con sus correspondientes tipos de rituales relacionados con su fuerza: 1. Todos los hechizos y rituales que atraen deben realizarse cuando la Luna está en su fase ascendente o creciente. Todos los hechizos y rituales que eliminan deben efectuarse cuando la Luna está en su fase descendente o decreciente. 2. Todos los hechizos y rituales que implican el elemento fuego deben realizarse cuando la Luna se encuentra en una de las tres siguientes posiciones astrológicas del fuego: Leo, Aries y Sagitario. 3. Todos los hechizos y rituales que requieren el elemento tierra (tal como la curación de Gaia) deben ejecutarse cuando la Luna se encuentra en una de las tres siguientes posiciones astrológicas de la tierra: Tauro, Virgo y Capricornio. 4. Todos los hechizos y rituales que incluyen el elemento aire deben consumarse cuando la Luna se encuentra en una de las tres siguientes posiciones astrológicas del aire: Géminis, Libra y Acuario. 5. Todos los hechizos y rituales que implican el elemento agua deben plasmarse cuando la Luna se encuentra en una de las tres siguientes posiciones astrológicas: Cáncer, Escorpión y Piscis. LUNA CRECIENTE: Está representado por el periodo que transcurre desde la luna nueva hasta llegar al primer cuarto de luna llena. Este es el momento apropiado para realizar los rituales de curación, de magia positiva y los hechizos que aumentan el amor, la buena suerte, el...

Featuring Advanced Search Functions plugin by YD